INFORMACIÓN PARA TU VIAJE A Marbella y Puerto Banús

Turismo en Marbella y Puerto Banús: lujo, familia y mucho más

Hacer turismo en Marbella y Puerto Banús es una de las elecciones vacacionales favoritas no sólo para los viajeros premium, sino también para muchas familias, amantes de la naturaleza y otros perfiles que disfrutan de esta joya de la Costa del Sol por otros muchos motivos. En esta página de Andalucía Exclusiva te mostramos toda la información que necesitas saber si vas a venir a este destino turístico próximamente. ¡No te decepcionará!

Contenidos

UBICACIÓN Y GEOGRAFÍA Costa del Sol

Marbella está situada en la comarca de la Costa del Sol Occidental, siendo su ciudad más grande, famosa e icónica. Situada a unos 60 km de la capital, se ubica en las faldas de la Sierra Blanca, una pequeña cadena montañosa de la que sobresale el Pico de la Concha, con 1.215 msnm. Este accidente geográfico se alza imponente y muy cerca de la línea de costa, por lo que sirve de fondo perfecto para la ciudad cuando se observa desde el mar o desde el paseo marítimo,.Y al mismo tiempo que desde sus alturas ofrece unas vistas excepcionales de toda la Ensenada de Marbella, el suave entrante de mar en cuyo centro se ubica la ciudad.

Se trata de un término municipal muy amplio (más de 115 km2) y destaca la gran extensión de su litoral: 27 km que abarcan buena parte de la ensenada. De hecho, la ciudad cuenta con varios distritos, siendo Marbella Centro el más pequeño. En cambio, el resto abarcan grandes extensiones de terreno: un amplio terreno interior en la ladera de la sierra (ocupado a menudo por pequeñas villas y urbanizaciones de alto standing) y una generosa franja de costa. Son, a grandes rasgos, San Pedro de Alcántara (Norte y Sur), Marbella Norte, Marbella Este, Las Chapas y Nueva Andalucía. Precisamente en este último es donde se encuentra Puerto Banús, puerto deportivo de gran lujo al que dedicamos un amplio espacio al final de esta página. Por tanto, el turismo en Marbella no se refiere sólo a su casco urbano primitivo, sino sobre todo a las grandes áreas residenciales y vacacionales desarrolladas a este, oeste y norte de la ciudad.

LA HISTORIA Y EL TURISMO DE AYER A HOY Marbella

Aunque el turismo en Marbella se asocia principalmente con el lujo y el descanso de sol y playa, lo cierto es que esta ciudad guarda algunas sorpresas desde el punto de vista histórico, que gustará a los viajeros más curiosos. Y si nos centramos en la actualidad, se trata del mejor exponente del boom poblacional generado tras la decidida apuesta por el sector turístico como motor económico, que es su gran fuente de riqueza, al igual que en toda la comarca.

La ciudad en el pasado

Las laderas de Sierra Blanca fueron el hogar de poblaciones en el Paleolítico y el Neolítico, como atestiguan restos hallados en diferentes puntos de su término municipal. Más tarde, como ocurrió con otras muchas poblaciones cercanas (Málaga, Cádiz, etc.), fenicios y púnicos pusieron sus ojos en esta franja litoral para sacar provecho de ella a nivel comercial, estableciéndose en el entorno de Río Real, alrededor del siglo VII a.C. 

Pero los principales vestigios arqueológicos descubiertos en Marbella son de época romana. Aunque a priori no aparece en las fuentes históricas de aquel periodo, los yacimientos desenterrados en las últimas décadas sugieren que aquí hubo un asentamiento de cierta importancia. Algunos de estos yacimientos son la Villa Romana de Río Verde y las Termas de Guadalmina o de las Bóvedas, a lo que se suman otros hallazgos del casco antiguo.

Sí aparece mencionada en la Edad Media durante el periodo de dominación islámica. Fueron los musulmanes quienes emprendieron un gran plan constructivo, en el que se incluía una muralla que rodeaba por completo la medina y en la que se abrían tres puertas de acceso. Y en ella, un castillo del siglo X ó XI que todavía se conserva. Formó parte del Reino nazarí de Granada, aunque no estuvo exenta de conflictos con los meriníes del otro lado del estrecho de Gibraltar, firmando la paz a finales del siglo XIII en el llamado Tratado de Marbella.

UN POCO DE HISTORIA DE Marbella

La Reconquista cristiana se materializó en 1485, cuando Fernando el Católico tomó posesión de las llaves de la ciudad. La centuria siguiente vio cómo buena parte de las construcciones musulmanas se derribaban para crear espacios más aireados como la Plaza de los Naranjos y construcciones más amplias, como el Cortijo de Miraflores. No obstante, aún se conservan calles en el casco antiguo que nos evocan lo que en su momento fue la pequeña medina musulmana de callejuelas estrechas y retorcidas.

En el siglo XIX, Marbella experimentó otro momento clave en su historia, pues fue una de las que participó en la pujante industrialización de la provincia, situándose este territorio entre los de mayor importancia de todo el país. En concreto, fueron los yacimientos de hierro de la Sierra Blanca los que atrajeron numerosas inversiones que crearon altos hornos y otras instalaciones. La fundación de la compañía británica The Marbella Iron Ore Company & Limited es un buen ejemplo de ello. No obstante, algunas de las áreas que hoy reciben numeroso turismo en Marbella mantuvieron durante mucho tiempo su tradicional actividad agrícola, con trapiches de azúcar y colonias agrícolas, como la de San Pedro de Alcántara.

Marbella en los siglos XX y XXI

La agricultura y la minería fueron languideciendo al tiempo que se fue abriendo a una nueva vía a explorar desde comienzos del siglo XX: el turismo de Marbella, lo que empezó a generar población flotante, conformada por veraneantes de otras partes de España y de fuera de ella. Ya entonces se fundaron los primeros hoteles para estas personas, aunque experimentó un frenazo con el trágico capítulo de la Guerra Civil y la posguerra. No obstante, tras ello esta ciudad estaba muy bien posicionada en este aspecto y siguió siendo punta de lanza del incipiente turismo como motor económico de la provincia y del país. 

Los años 50 y 60 son testigos de un nuevo impulso en esta materia, con la fundación de otros nuevos hoteles que todavía hoy están entre los más prestigiosos de la ciudad. Algunas personalidades invirtieron decididamente en lo que todavía era una pequeña localidad de poco más de 10.000 habitantes. Es el caso de José Banús, que impulsó el puerto del Marbella Club y que acabó adoptando por nombre su apellido. La jet set europea y norteamericana (familias como Thyssen-Bornemisza, Bismarck, Rothschild, etc.) se convirtió en asidua de Marbella y Puerto Banús, ampliándose paulatinamente a grandes jeques, actores y celebrities en general. Y entre finales del siglo XX y principios del XXI alcaldías mediáticas (Jesús Gil, Julián Muñoz) contribuyeron a que este destino turístico estuviera a menudo en primera plana, aunque no siempre por buenos motivos sino por corrupción urbanística. 

En cualquier caso, el prestigio del turismo en Marbella y Puerto Banús ya no tiene vuelta atrás y consolida a esta ciudad malagueña como una de las más dinámicas de todo el sur peninsular. Con cerca de 150.000 habitantes, es un destino de calidad para todo tipo de viajeros: desde el lujo al segmento familiar, pasando por los amantes de la cultura, de los espectáculos e incluso de la naturaleza. De modo que no es casualidad que el número de visitantes en 2019 alcanzara una cifra récord, cercana a los 3 millones de personas.

Marbella

DE TURISMO EN LA CIUDADQué visitar

Por supuesto, si vas a hacer turismo en Marbella y Puerto Banús, emplearás buena parte de tu tiempo en la playa y el mar, grandes reclamos de este destino vacacional. Pero también encontrarás otros atractivos monumentales y culturales para completar tu programa de viaje. A continuación te agrupamos las principales propuestas por zonas y por temáticas. 

Plaza del Casco antiguo de Marbella
Plaza del Casco antiguo de Marbella

El casco antiguo

Si quieres hacer turismo en Marbella desde un punto de vista cultural, esta será tu zona favorita, pues conserva rincones con auténtico encanto. Es, grosso modo, lo que en su momento fue la medina musulmana. Y de hecho, aún se conserva el castillo islámico construido en los siglos X-XI y algunos lienzos de lo que fue la muralla defensiva de este enclave, punto estratégico como avanzadilla para la defensa del Reino de Granada. Se encuentra en el corazón del casco antiguo, rodeada de callejuelas y casas bajas que sin duda causarán sorpresa al visitante. 

La plaza más animada del centro es la de los Naranjos, del siglo XVI y buen reflejo de la nueva arquitectura cristiana tras la Reconquista. Su nombre no da lugar a equívoco, pues hace referencia a estos hermosos árboles que dan un toque de verdor a este coqueto espacio donde se apiñan las terrazas. Por ello, es sin duda uno de los lugares más genuinos para tomar una bebida bien fría tras una jornada de turismo en Marbella.

En esta Plaza de los Naranjas destacan tres edificios. En primer lugar, la Casa Consistorial, que alberga oficinas del Ayuntamiento. Con orígenes en el siglo XVI y restauraciones en el XX, conserva un pintoresco reloj solar e inscripciones sobre su pasado, como la entrega de Marbella a los Reyes Católicos en 1485. En segundo lugar, la Casa del Corregidor, del mismo periodo y con elementos genuinos que nos remontan al pasado. Es el caso de sus escudos y arquerías de gusto gótico, mudéjar y renacentista. Y por último, cabe mencionar la ermita de Santiago, del siglo XV, de pequeñas dimensiones y una sola nave.

En cambio, el templo religioso principal del casco antiguo es la iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación, de mayor tamaño, tres naves y campanario construido sobre el alminar de la antigua mezquita. Sus orígenes como iglesia se remontan al siglo XVI, aunque su aspecto actual es predominantemente del siglo XVIII, época en la que se labró la hermosa portada barroca principal. Su interior es amplio y luminoso, aunque sufrió pérdidas de patrimonio artístico durante los expolios de la Guerra de la Independencia y la Guerra Civil. La Capilla de San Juan de Dios es también un pequeño templo católico lleno de encanto, con un bonito artesonado de madera en su interior. 

De igual manera, forma parte del casco histórico el llamado Barrio Alto, con calles peatonales y plazuelas llenas de sabor popular. De hecho, aquí se ubica uno de los templos más queridos por los marbellíes: la ermita del Santo Cristo, con su característica torre cubierta con teja de cerámica vidriada. En su interior, dos de las tallas más famosas: la del Cristo de la Columna y la de la Virgen Blanca, que sus vecinos sacan en procesión en Semana Santa. 

El Ensanche de Marbella

Entre el casco antiguo y la costa (playa de Venus y Puerto Deportivo) se encuentra el llamado Ensanche de Marbella: un barrio perfilado por la carretera N-340 a su paso por la ciudad pero con espacios amplios para el paseo. Aquí se encuentra el parque de la Alameda, una de las zonas verdes preferidas por los marbellíes. Evoca el pasado ilustrado y reformador de finales del siglo XVIII, época de la que data su fuente histórica. Además, junto a este parque, en la Avenida del Mar, hay un conjunto de esculturas atribuidas a Salvador Dalí que decoran este pequeño paseo hacia el mar, aunque su autenticidad es objeto de discusión. También aquí se encuentra el Faro de Marbella, junto al Parque de la Constitución, otra de las pequeñas zonas verdes que sirven de lugar de paseo y esparcimiento para las gentes locales.

Parque de la Alameda
Parque de la Alameda

Otros lugares de interés para hacer turismo en Marbella

Más allá del casco antiguo y el ensanche histórico, hay otras zonas que aportan lugares interesantes para quienes hacen turismo en Marbella. En el área de San Pedro de Alcántara, que representa el otro núcleo poblacional más antiguo del municipio, se pueden contemplar varias construcciones industriales del siglo XIX que rememoran su pasado azucarero. No obstante, los espacios de mayor importancia histórica son los restos de la basílica paleocristiana de la Vega del Mar, con una gran pila bautismal, y las termas romanas de Las Bóvedas, que según algunas fuentes podrían pertenecer a un mismo núcleo urbano, conocido como Cilniana.

Pero el yacimiento arqueológico de mayor interés en el municipio se ubica en el distrito de Nueva Andalucía. Es la Villa Romana de Río Verde, una rica villa con una zona de vivienda y con otra dedicada probablemente a la salazón de pescados y a la explotación de los recursos marinos. De hecho, uno de sus elementos más característicos es el mosaico de la parte residencial, decorado con diseños decorativos a base de temas culinarios, entre los que están los pescados.

Por lo que respecta al distrito de Las Chapas, destacan dos torres almenaras: la de Río Real y la de los Ladrones. Formaban parte del sistema defensivo de Marbella, como torres ópticas desde las que emitir señales de humo a modo de aviso ante eventuales peligros. La primera data del siglo XVI y se usó hasta la Guerra de la Independencia a comienzos del siglo XIX, mientras que la anterior probablemente sea de construcción musulmana.

TORRE DE LOS LADRONES EN Marbella

Por lo que respecta al distrito de Las Chapas, destacan dos torres almenaras: la de Río Real y la de los Ladrones. Formaban parte del sistema defensivo de Marbella, como torres ópticas desde las que emitir señales de humo a modo de aviso ante eventuales peligros. La primera data del siglo XVI y se usó hasta la Guerra de la Independencia a comienzos del siglo XIX, mientras que la anterior probablemente sea de construcción musulmana.

Y repartidos por varios distritos de la ciudad se encuentran los diferentes museos. Son pequeños centros expositivos de temática diferente, de visita ligera y sin aglomeraciones, por lo que pueden formar parte de tu programa de turismo en Marbella. Son una buena opción para pasar un pequeño rato de cultura y tradición, y cabe mencionar los siguientes:

  • Museo Ralli de Marbella: es probablemente el más importante en lo que a obras de arte se refiere, puesto que cuenta con piezas de Salvador Dalí, Joan Miró, Giorgio de Chirico o Marc Chagall, entre otros. Además, posee una de las más ricas colecciones de arte contemporáneo latinoamericano, en la que están representados creadores como Antonio Seguí, Wilfredo Lam o Roberto Matta
  • Museo del Grabado Español Contemporáneo: ubicado en un interesante edificio del siglo XVI, el Hospital Bazán. Cuenta con una colección de unas cuatro mil obras, realizadas en técnicas diferentes: aguafuerte, litografía, etc. Además, tiene un taller en el que se imparten cursos sobre esta materia
  • Museo Cortijo de Miraflores: alberga exposiciones temporales y es la sede del Archivo Municipal. También expone una antigua almazara del siglo XIX, de la que se conserva el molino, entre otros elementos
  • Museo del Bonsái: se trata de un jardín botánico situado en el parque de la Represa y dedicado a esta especie vegetal

PLAYAS Y PASEOS Para disfrutar

Si lo que quieres es hacer turismo en Marbella de una manera relajada, alternando baños y paseos a orillas del mar, tendrás muchas playas y kilómetros de paseo marítimo a tu disposición. De hecho, uno de los atractivos más famosos de este destino vacacional es sin duda la Milla de Oro. Así se conoce a la zona que conecta Marbella y Puerto Banús y pasa por ser una de las áreas residenciales más exclusivas de toda Europa. En esta parte del distrito de Nueva Andalucía tienen su segunda residencia jeques árabes, deportistas de élite, presidentes del Gobierno y personalidades de la más alta sociedad. Aunque la mayor parte de esta zona se compone de chalets y villas con un generoso terreno a su alrededor, cuenta también con un paseo marítimo que va desde el Faro de Marbella hasta la desembocadura del río Guadalmina. Menos paseo marítimo hay hacia los distritos orientales de la ciudad, aunque es igualmente transitable gracias a la Senda Litoral. Además, cuenta con playas interesantes desde diferentes puntos de vista. A continuación hacemos una breve mención a todas ellas

Vista Aerea de la Milla de Oro Marbella
Vista Aerea de la Milla de Oro Marbella

Lista de playas

De oeste a este, estas son las más importantes de sus 24 playas, que se distribuyen a lo largo de los 27 km del litoral de este término municipal. De esta manera, podrás tomar nota de la que mejor se adapte a tus preferencias si vas a hacer turismo en Marbella

  • Playa de Guadalmina: playa con Bandera Azul, es la más occidental, lindando con el término municipal de Estepona. De 1,5 km aproximadamente y una anchura media de 25 metros. De arena dorada, grano grueso y grava. Formada de manera artificial mediante diferentes diques
  • Playa de Linda Vista: una de las varias playas urbanas del núcleo de San Pedro de Alcántara, tiene el atractivo de estar situada junto a las ruinas de la basílica paleocristiana de la Vega del Mar
  • Playa de San Pedro de Alcántara / La Salida: de 1,6 km de longitud y unos 30 metros de anchura media. Arena oscura de grano medio y grava
  • Playa de Cortijo Blanco: de 600 metros de largo y 25 de ancho, es una de las que tiene menos ocupación. De arena oscura y grano medio
  • Playa Nueva Andalucía / El Duque: de poco más de 1 km y unos 30 metros de anchura, es de arena oscura. Tiene un aspecto característico gracias a las numerosas escolleras situadas en la orilla, que facilitan el depósito de arena. También es común la presencia de yates en sus inmediaciones, anunciando la presencia del cercano Puerto Banús
  • Playa Río Verde / Puerto Banús: es una de las playas más exclusivas de toda la Costa del Sol, pues se ubica junto a este puerto deportivo de gran lujo. Su arena es dorada-rosada, tiene un grado de ocupación alto y está reconocida con Bandera Azul. Una de las favoritas entre quienes hacen turismo en Marbella al más alto nivel
  • Playa de Nagüeles: otra de las playas situadas en plena Milla de Oro, por lo que su nivel de ocupación suele ser alto. De 800 metros de largo y 40 de ancho 
  • Playa Casablanca: larga y ancha, de 2 km x 30 metros, es uno de los lugares preferidos para practicar deportes de playa, como el beach volley.
  • Playa de la Fontanilla: muy frecuentada por estar junto al casco urbano, tiene una extensión de unos 800 metros y una anchura de 30 metros. Es de arena oscura y de grano medio. Uno de sus grandes atractivos es estar situada junto a puerto deportivo de Marbella
  • Playa del Faro: al igual que la anterior, es de las más pequeñas pero también de las más animadas, pues está en pleno casco urbano, junto a uno de los puertos deportivos de la ciudad. Se llama así por situarse a los pies del Faro de Marbella. Abundan los chiringuitos, las tiendas y los servicios al bañista. Tiene unos 300 metros de longitud y unos 30 metros de anchura y su arena es dorada de grano medio. Además, cuenta con la distinción de Bandera Azul
  • Playa de Venus: es sin duda una de las más populares por estar ubicada a los pies del casco urbano de Marbella. No es de las más grandes (500 metros de longitud y 50 metros de anchura), pero dispone de numerosos servicios y está certificada con Bandera Azul. Por todo ello, su grado de ocupación es alto
  • Playa de La Bajadilla: una de las dos playas situadas junto al puerto deportivo y pesquero de La Bajadilla. Muy popular, con arena dorada, 700 metros de longitud y 40 metros de anchura. Cuenta con Bandera Azul
  • Playa del Cable: situada al otro lado del puerto de La Bajadilla, de arena oscura y gran anchura (50 metros). Su longitud es también considerable, con 1,3 km
  • Playa del Pinillo: de fácil acceso desde la carretera N-340 y la autopista A-7, cuenta en sus alrededores con un pequeño circuito de karting. Junto a la desembocadura del Río Real, de grano oscuro y medio. Su estrechez (15 metros) queda compensada por su longitud (1,6 km). Además, cuenta con un espacio reservado para perros
  • Playa Los Monteros: de 2 km de longitud y 30 metros de ancho, su arena dorada es de grano medio
  • Playa del Alicate: de arena oscura, con 850 metros de longitud y 25 de anchura
  • Playa del Real de Zaragoza: está principalmente frecuentada por los turistas del Ciudad Residencial Tiempo Libre, por lo que su grado de ocupación es medio. De 1,6 km de longitud y unos 30 metros de anchura, con arena dorada de grano de mediano tamaño
  • Playa de Las Chapas: de algo más de 70 metros de longitud y 25 de anchura, es de arena dorada y grado fino
  • Playa de las Cañas: relativamente estrecha (15 metros) pero bastante larga (1,2 km)
  • Playa de Artola / Cabopino: otra de las playas reconocidas con Bandera Azul. Junto a la Torre de los Ladrones, tiene un interés paisajístico añadido para quienes hacen turismo en Marbella con un ojo puesto en sus valores medioambientales, pues cuenta con miradores sobre las dunas de Artola
  • Playa de Calahonda: es la más oriental del término municipal, ya lindando con Mijas

SINONIMO DE OCIO Y NEGOCIO El Turismo en Marbella

Muchos son los que hacen turismo en Marbella y Puerto Banús atraídos por su rico ocio, que abarca a todo tipo de perfiles. Esta ciudad pasa por ser, junto a la capital, por una de las más animadas de toda Andalucía, donde aburrirse es difícil, ya vengas en familia, en pareja, con amigos o incluso en solitario.

El ocio familiar es una realidad aquí. Muchos son los locales de entretenimiento para los más pequeños, así como las empresas que organizan planes para niños. Desde parques de bolas a circuitos de aventuras, pasando por áreas infantiles públicas en las que los benjamines de la familia podrán jugar a su aire. Además, en los alrededores hay grandes espacios temáticos dirigidos a ellos. Es el caso de la Eco Reserva de Ojén y el Selwo Aventura de Estepona. 

El ocio nocturno ocupa también un capítulo destacado del turismo en Marbella. Más de una veintena de discotecas se reparten por todo el término municipal, concentradas principalmente en el centro urbano y en el entorno de Puerto Banús. Una seña de identidad de este destino vacacional son los Beach Clubs, donde se organizan numerosas fiestas privadas junto al mar. Además, la temporada veraniega es rica en festivales musicales y conciertos, viendo sobre sus tablas a los mejores artistas del momento, tanto españoles como internacionales. 

Y también podemos hablar de ocio gastronómico en Marbella, pues los restaurantes de esta ciudad están entre los más prestigiosos de la provincia y de toda Andalucía. Los hay de gran capacidad, en ocasiones ligados a hoteles de bandera. Los más exigentes preferirán los locales con Estrellas Michelín (El Lago, Messina y Skina) y optarán por realizar compras en las tiendas gourmet con productos de la más alta calidad, que son alrededor de una decena. Los amantes del vino tienen también muchas vinotecas para elegir sus botellas preferidas o probar nuevos sabores. Y quienes prefieran relajarse en una terraza con vistas al mar, nada mejor que los numerosos chiringuitos repartidos por sus 27 km de litoral.

Pero además del ocio, el turismo en Marbella también abarca el sector MICE (Meetings, Incentives, Conventions and Exhibitions). En este sentido, cuenta con el gran Palacio de Congresos y Exposiciones Adolfo Suárez, con una capacidad máxima por encima de las 1.500 personas y una ubicación privilegiada, muy cercano a la Playa de La Fontanilla. Por otro lado, el gran número de hoteles de 4 y 5 estrellas con salas de reuniones y de conferencias favorece la organización de múltiples eventos en la ciudad. Además, el carácter intercultural y dinámico de Marbella hace que existan todo tipo de servicios necesarios para sacar adelante estos eventos con éxito, como traductores, transporte privado, azafatas o catering.

Ciudad Turistica de Marbella
Ciudad Turistica de Marbella

LA NATURALEZA UNA AGRADABLE SORPRESA EN Marbella

Aunque pueda sorprender a muchos, la naturaleza es también un aspecto a tener muy en cuenta en el turismo en Marbella. En los alrededores de la ciudad encontrarás espacios verdes protegidos y rincones de gran valor ecológico, en los que podrás organizar rutas por tu cuenta o de la mano de diversas empresas de aventura.

El entorno natural más destacado es, sin duda, Sierra Blanca. Este macizo montañoso es más que un bonito fondo para las fotografías de la ciudad que se hacen desde el mar. En sus laderas hay senderos y caminos que recorren rincones interesantes, algunas de las cuales acercan al visitante al Pico de la Concha, el más alto de la cadena montañosa con 1.215 msnm y desde donde las vistas de la Ensenada de Marbella son espectaculares, pero también hacia otros puntos de la provincia, como la cercana Sierra de las Nieves. Lo mismo ocurre desde otras cimas, como el Pico de Lastonar, el Salto del Lobo, el Pico / Cruz de Juanar y el Tajo Negro. Los municipios limítrofes de Istán y Ojén son a menudo punto de partida o de destino de estas rutas. 

Una de las rutas favoritas para quienes hacen turismo en Marbella y buscan una escapada natural es el Nacimiento del Río Molinos, con merendero y zona de esparcimiento. La Senda de los Monjes o la Vereda del Faro son otras opciones de dificultad baja o media. Y dentro del término municipal de Marbella, también cabe destacar el Pinar de Nagüeles, uno de los lugares favoritos de mucha gente para realizar barbacoas o picnics en familia.

También tiene interés medioambiental la Senda Litoral, un proyecto de la Diputación de Málaga que establece un recorrido peatonal de unos 180 km a lo largo de toda la costa de la provincia, incluyendo paseos marítimos, senderos y otros caminos. Sus tramos se corresponden en muchos casos con rutas antiguas, como el GR-92 o el GR-249. Este recorrido es una buena ocasión para descubrir fauna y flora marina, así como avistar aves o mariposas diurnas. En Marbella, uno de los lugares de mayor interés son las Dunas de Artola, que se pueden contemplar desde la pasarela de madera instalada al efecto.

LUJO, SEÑA DE IDENTIDAD DEL TURISMO EN Márbella

En relación a las propuestas de ocio y entretenimiento que hemos detallado más arriba tienes la posibilidad de subir un nivel de su calidad y excelencia, pues el lujo es una auténtica seña de identidad del turismo en Marbella. Abarca todos los establecimientos y servicios, con instalaciones y personal adaptado a los visitantes de perfil premium. De ahí que su slogan promocional sea Destino 5 Estrellas. 

El alojamiento es precisamente uno de los aspectos en los que mayor variedad existe. No sólo abundan los hoteles de la máxima categoría, sino también los alquileres vacacionales privados: chalets y villas con piscina, situados en primera línea de playa o en las faldas de la Sierra Blanca, proporcionando vistas del entorno realmente privilegiadas. En nuestra sección Propiedades podrás descubrir algunas de las que tenemos disponibles en Andalucía Exclusiva. 

Buena parte del ocio, tanto diurno como nocturno, está enfocado en el cliente premium. Un buen ejemplo de ello son las tiendas: una jornada de shopping por Marbella te llevará de ruta por las grandes firmas comerciales de España, Europa y el mundo, tanto de moda como de cosméticos, belleza, hogar, motor, electrónica y otros sectores. 

Las propuestas de bienestar destacan también en los planes de turismo en Marbella. A medio camino entre la salud y el ocio, numerosos son los establecimientos dedicados al wellness. Es el caso de los centros de spa, en los que se puede disfrutar de circuitos termales, así como tratamientos tradicionales o innovadores para diferentes partes del cuerpo. Desde un punto de vista más terapéutico, los masajes y las sesiones de fisioterapia abundan también en la ciudad.

Y en lo que respecta a clínicas de estética y centros médicos privados, Marbella es una de las ciudades con mayor oferta de todo el sur peninsular. En el primer caso, para someterse a cirugías y retoques de imagen, mientras que en el segundo destacan los hospitales y los complejos médicos para tratamientos a medida. 

El deporte ocupa también un lugar destacado en el turismo de Marbella, y en particular en el segmento más exclusivo. Algunos de los mejores campos de golf de todo el país se encuentran en este término municipal, sumando una cifra total que supera la docena. Uno de los muchos ejemplos es el Real Club de Golf Las Brisas: fue uno de los pioneros, pues se construyó en 1968, aunque ha sido rediseñado en 2015. Destaca no sólo por su recorrido basado en la precisión, sino por su paisajismo de primera, considerándose todo un jardín botánico en cuyo interior se sitúan sus 18 hoyos. 

Marbella también tiene una estrecha relación con el mundo de la raqueta: lugar de residencia de grandes tenistas que entrenan aquí buena parte del año, también cuenta con instalaciones de primera como el Royal Tennis Club. Y por supuesto, contando con varios puertos deportivos de máximo nivel, los deportes náuticos son otra seña de identidad de esta ciudad malagueña. El Real Club Marítimo de Marbella es una buena muestra de ello, así como las regatas de prestigio que aquí se celebran, como la Intercontinental Marbella Ceuta.

Y de manera más general, el lujo está presente en otros muchos aspectos del turismo en Marbella. Ees muy fácil disfrutar de servicios como vehículos de alta gama, alquiler de coches con conductor, acompañamiento de un personal shopper o concierges para una atención totalmente personalizada, puesto que tanto la oferta como la demanda son aquí más abundantes que en otros lugares de Andalucía.

Tienda de lujo en Marbella
Tienda de lujo en Marbella

LA JOYA DE LA CORONA Puerto Banús

ro si hablamos de lujo, hay un lugar que destaca por encima de todos en el turismo de Marbella: Puerto Banús. Esta zona exclusiva pertenece al distrito de Nueva Andalucía y tiene su propia historia. Surgida a partir de 1970 con el impulso de los inversores como Alfonso de Hohenlohe y José Banús, este puerto deportivo de gran lujo es desde entonces el lugar favorito de la jet set española y extranjera para sus estancias vacacionales. 

Aunque cuenta con elementos de interés turístico como la escultura Rinoceronte vestido con puntillas, del artista catalán Salvador Dalí en los años 50 y donada a la ciudad por el ex presidente del Real Madrid Lorenzo Sanz, su principal atractivo radica en el ambiente fascinante que aporta este entorno náutico, inspirado en las marinas francesas.

Este puerto, de hecho, es uno de los más caros de toda Europa, superando los 2.000€ el alquiler diario de un amarre. Cuenta con más de 900 plazas para embarcaciones de hasta 50 metros de eslora y 6 metros de calado. Todo ello abrigado por diques y rodeado de instalaciones hoteleras de excelencia, entre las que destaca el Marbella Club, estrechamente ligado al nacimiento y desarrollo de esta zona náutica y recreativa.

Gran fama tiene también el Casino de Marbella, el punto de encuentro favorito para los amantes del azar en Marbella y Puerto Banús. Aquí se puede probar suerte a las cartas, a la ruleta americana, a las apuestas deportivas y a otros juegos de azar. Pero las experiencias top van mucho más allá y abarcan otros planes de ocio. En lo que a compras se refiere, este área cuenta con tiendas de Gucci, Dior, Loewe, Bulgari, Hermes y otras muchas. Restaurantes de alta cocina conquistan los paladares VIP, con presencia de estrellas de la cocina como Dani García y el bienestar suma también numerosas propuestas. Y por supuesto, también se organizan actividades náuticas deportivas, como JetSurf, JetLev o Seabob, entre otros muchos.

Puerto banus turismo de lujo

INFORMACIÓN PRÁCTICA Cómo llegar y cómo moverse

El éxito del turismo en Marbella y Puerto Banús es posible sólo con unas buenas comunicaciones en cuanto a transporte se refiere. A continuación te explicamos cómo llegar, cómo moverse por la ciudad y dónde se encuentran sus oficinas turísticas, por si deseas ampliar información durante tu estancia aquí.

Cómo llegar

Por tierra, mar y aire. Para hacer turismo en Marbella y Puerto Banús puedes llegar a esta ciudad de múltiples maneras. Si vienes desde algún punto lejano de España o desde otro país, el avión será la opción a elegir. En este sentido, puedes aterrizar en dos aeropuertos:

Por avión: Aeropuerto Internacional de Málaga Pablo Picasso (AGP): se encuentra a escasos 45 km de la ciudad, por lo que es el más utilizado por los visitantes de Marbella. Es, además, uno de los que más tráfico aéreo tiene de toda España, con unos 20 millones de viajeros al año y conexiones con numerosos puntos de España y Europa. Muchos de los vuelos son chárter y operan de manera estacional, en periodo vacacional. También hay vuelos con otros continentes y regiones del mundo, como el norte de África, Oriente Medio y Norteamérica Aeropuerto Internacional de Gibraltar: situado a 80 km y gestionado por Reino Unido, su tráfico de viajeros se queda por debajo del medio millón, pero es a menudo la puerta de entrada para viajeros británicos, así como para otros procedentes de Marruecos

Por tren: Y la carretera será también otra opción final para los que utilicen el tren, pues las estaciones más cercanas son las de Málaga (AVE en María Zambrano) o el Cercanías en Fuengirola, aunque está en proyecto la creación de un corredor ferroviario en la Costa del Sol, partiendo desde Algeciras.

Por carretera en coche privado: Como medio de acceso desde estos aeropuertos, hay servicio de helicópteros chárter, aunque lo más habitual es acceder a la ciudad por carretera. Y ese es el medio utilizado también por numerosos viajeros que hacen turismo en Marbella procedentes de otras áreas de Andalucía y España. En este sentido, hay dos grandes autopistas que pasan por aquí: A-7: conocida como la Autovía del Mediterráneo, por conectar Cádiz con Barcelona a lo largo de todo el litoral. Surgió como desdoblamiento de la carretera nacional N-340, que conserva su tramo urbano atravesando la ciudad de este a oeste. Se puede utilizar para venir desde Málaga y Almería por el este y desde Algeciras y Cádiz por el oeste AP-7: conocida como la Autopista de la Costa del Sol. Es de peaje y se construyó para descongestionar el tráfico de la A-7 y la N-340, al igual que ocurre con otras muchas grandes ciudades del litoral mediterráneo. De hecho, discurre paralela a ésta en muchos tramos

En autobús: Los autobuses interurbanos conectan Marbella con las principales ciudades de la provincia de Málaga, incluida la capital. Y lo mismo ocurre con los buses de largo recorrido, que cuentan con numerosas rutas hacia otros puntos de Andalucía (todas las capitales de provincia excepto Huelva, más Úbeda y Jerez de la Frontera), de España (Mérida, Madrid, Barcelona) y de Europa (Bruselas, Ámsterdam, Zúrich, entre otras).

Por barco: Por último, el barco es también una opción a tener en cuenta si quieres hacer turismo en Marbella. Cuenta con cuatro puertos deportivos (Puerto Banús, Cabopino, Marbella y La Bajadilla), de modo que es fácilmente accesible mediante yates y embarcaciones privadas. Además, está prevista la ampliación de éste último para recibir cruceros de tamaño medio. En cuanto a ferries de trayectos regulares, los puertos marítimos más cercanos para la llegada de pasajeros son los de Málaga, Algeciras y Tarifa.

Cómo moverse

Dada la numerosa población de la ciudad, el gran dinamismo del turismo de Marbella todo el año y la enorme extensión de su territorio, Marbella cuenta con una red de autobuses urbanos que conectan los principales distritos y puntos de interés de su término municipal. En total son nueve (L1, L2, L3, L4, L5, L6, L7, L25 y L54) a lo que hay que sumar uno con recorrido nocturno).

Además, la flota de taxis es amplia en la ciudad, por lo que este medio es uno de los más cómodos de usar, con disponibilidad las 24 horas. Por otro lado, los servicios de taxi privado por app móvil (Uber, Cabify) también están operativos a lo largo de toda la Costa del Sol, por lo que podrás apoyarte en estos vehículos al hacer turismo en Marbella y Puerto Banús. Y por supuesto, las empresas dedicadas al alquiler de vehículos con chófer son otra opción ampliamente difundida.

Oficinas de turismo en Marbella y Puerto Banús

  • Oficina de turismo La Fontanilla: Glorieta de la Fontanilla, s/n. Situada entre la playa del Faro y el Parque de la Constitución
  • Oficina de turismo Plaza de los Naranjos: ubicada en esta céntrica plaza, junto al Ayuntamiento de Marbella
  • Oficina de turismo San Pedro de Alcántara: en este otro núcleo poblacional, en la calle Marqués del Duero 69
  • Oficina de turismo Marbella – Puerto Banús: en la Plaza de Antonio Banderas, muy cerca del puerto deportivo y de recreo

Descubre todo sobre Málaga

CONTÁCTANOS PARA Más información