EXCURSION A GIBRALTAR DESDEAndalucía

Excursiones a Gibraltar desde Andalucía: todo lo que debes saber

Las excursiones a Gibraltar desde Andalucía son una de las propuestas más interesantes para quienes están de viaje en esta comunidad autónoma. Especialmente para los que se alojan en las provincias de Cádiz y Málaga, sobre todo desde la Costa de la Luz de la primera o la Costa del Sol de la segunda. Visitar este Peñón, bajo soberanía británica desde hace más de tres siglos, resulta de lo más sorprendente, pues no sólo alberga rincones de auténtica belleza, sino que también posee un ambiente único que supone un cambio radical a lo existente al otro lado de la Verja (nombre con el que se conoce a la frontera con España). Otra lengua, otras costumbres y otra forma de vida, que puedes conocer cómodamente si pones en nuestras manos la organización de tu viaje. A continuación te contamos todos los detalles de este extraordinario rincón del Mediterráneo, incluyendo información práctica sobre la visita.

Contenidos

QUÉ ES Y DÓNDE SE UBICA Gibraltar

Se trata de una estrecha península formada en el lado oriental de la Bahía de Algeciras y muy cerca de las costas de la provincia de Málaga, lo que favorece la organización de numerosas excursiones a Gibraltar desde Andalucía. Su conexión con la Península Ibérica en su lado norte se da mediante un istmo arenoso de unos 2 km de ancho. Por el lado contrario, al sur, se sitúa la Punta de Europa, desde la cual se cuentan unos 32 km hasta el punto más cercano de la costa africana, en la ciudad autónoma española de Ceuta.

Su elemento más característico es el peñasco de pizarra y piedra caliza que se eleva en el centro, conocido en español como el Peñón y en inglés como The Rock. Alcanza los 426 msnm en su punto más alto y es visible desde muchos kilómetros a la redonda. Este peñón presenta un lado muy escarpado e inaccesible en su lado oriental, mientras que la ladera occidental es algo más suave, permitiendo la formación de una amplia zona boscosa y el asentamiento de la ciudad, con construcciones tanto históricas como modernas.

En total, el territorio de Gibraltar no llega a los 7 km2, contando el territorio de frontera sobre el istmo, que es objeto de disputa con España. En sentido longitudinal (norte-sur), tiene unos 6 km, mientras que su anchura es de 1,2 km en su punto más ancho.

UN POCO DE HISTORIA DE Gibraltar

En todos los destinos turísticos es importante conocer su historia, pues permite entender mejor su cultura y arquitectura. Pero si vas a hacer una de estas excursiones a Gibraltar, esto se convierte en algo indispensable: más allá de su belleza natural, el atractivo del Peñón reside en su condición de territorio británico de ultramar, y eso es el resultado de episodios trascendentales que ocurrieron siglos atrás. A continuación hacemos un breve repaso a su pasado, te contamos su situación actual y esbozamos su futuro.

Gibraltar en el contexto de la Reconquista

El Peñón estuvo siempre en el punto de mira de las fuerzas cristianas como parte de su proceso reconquistador. Y de hecho, fue tomado por los castellanos durante tres décadas, a comienzos del siglo XIV, aunque luego fue recuperado por los meriníes procedentes del norte de África para ser de nuevo restablecido al Reino de Granada.

Pero Gibraltar dejó de estar definitivamente bajo control musulmán en 1462, pues fue conquistada por tropas cristianas al mando del I duque de Medina Sidonia. Y en 1502 se integró en los dominios reales. De hecho, fueron los Reyes Católicos quienes otorgaron al lugar su escudo de armas, de reminiscencias castellanas y con el antiguo nombre romano de Calpe en su lema.

Guerra de Sucesión: ocupación y cesión: 1704-1713

Pero el momento decisivo en la historia de Gibraltar aún estaba por llegar. Tras dos siglos de dominio español, el Peñón fue un importante objetivo estratégico en la Guerra de Sucesión entre los dos pretendientes al trono: el archiduque Carlos de Austria (apoyado por una alianza internacional que incluía a británicos, holandeses y catalanes, entre otros) y el borbón Felipe de Anjou (apoyado por castellanos y franceses), que a la postre acabó venciendo la guerra y se coronó como Felipe V. 

Pero aunque la guerra acabó cayendo del lado borbón, los británicos se quedaron con una importante ‘prenda’: Gibraltar. El conflicto había estallado en 1701, afectando de lleno al Peñón en 1704. Ese año varias localidades de este litoral fueron atacadas por navíos británicos y holandeses, dando como resultado la ocupación de The Rock. En este asalto participaron varios centenares de soldados catalanes, que desembarcaron en la playa de La Caleta, hoy conocida como Catalan Bay: un baño en ella puede ser un momento refrescante dentro de las excursiones a Gibraltar

Esta ocupación provocó el éxodo de la gran mayoría de la población local, al negarse a jurar fidelidad al archiduque Carlos. En su salida llevaron consigo los objetos más valiosos y simbólicos de la ciudad española, como su pendón del siglo XVI. Y se establecieron en torno a la ermita de Santa María la Coronada del actual municipio de San Roque, en la provincia de Cádiz. Desde entonces, los sanroqueños se consideran gibraltareños en el exilio, mantienen como escudo de armas el de Gibraltar y su lema habla de “[…] la ciudad de San Roque, donde reside la de Gibraltar”.

La población gibraltareña, en cambio, fue reemplazada no sólo por ingleses, sino también por personas procedentes de otros muchos puntos geográficos, como genoveses, malteses, portugueses, árabes e incluso judíos de ascendencia española (sefardíes). Por ello, como se aprecia en las excursiones a Gibraltar, existe una gran variedad de templos religiosos.

La confirmación definitiva del cambio de soberanos se produjo en el Tratado de Utrecht de 1713, en el que se reconocía a Felipe V como rey de España, cediendo el Peñón a perpetuidad a Gran Bretaña. Los españoles se tuvieron que conformar con una cláusula que reconocía que si Gran Bretaña decidía deshacerse de este territorio, España tendría la prioridad para hacerse con él. 

Gibraltar bajo soberanía británica

Esa especie de ‘derecho de tanteo’ español reconocido en la cláusula del Tratado de Utrecht, lógicamente, nunca ha llegado a materializarse, aunque España siempre ha mostrado su deseo de recuperarlo. En el siglo XVIII, de hecho, se trató de lograr militarmente en varias ocasiones con sendos asedios, aunque sin éxito.

Y es que la importancia estratégica del Peñón es muy grande, tanto comercial como militarmente. Así quedó patente en el siglo XIX tras la apertura del Canal de Suez, que vio incrementar el tráfico de buques por el Estrecho de Gibraltar. Y así quedó confirmado en el siglo XX, especialmente durante la Segunda Guerra Mundial, cuando The Rock fue utilizado como base aérea militar gracias a la construcción de su aeropuerto. En las excursiones a Gibraltar, los túneles antiaéreos de aquel periodo son otra interesante propuesta de visita.

De hecho, uno de los grandes motores económicos del Peñón han sido durante mucho tiempo las actividades militares desarrolladas en él: según algunos cálculos, hasta el 60% de su PIB, en buena medida por los astilleros de la Marina Real Británica. Este hecho, unido a la creciente hostilidad de la dictadura franquista que decretó incluso el cierre de la Verja en 1969, derivó en una escalada de tensión entre ambos países. Sin embargo, pese a las pretensiones españolas sobre Gibraltar, la población local ha mostrado siempre su deseo de permanecer bajo soberanía británica, como por ejemplo en el referéndum de autodeterminación de 1967: el 99,6% de los votantes así lo expresaron. 

Entretanto, la única victoria de la diplomacia española en el contexto internacional es el reconocimiento por parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas de que Gibraltar es una ‘colonia’, incluyéndose en el Comité Especial de Descolonización, aunque esto no implica necesariamente un cambio de soberanía. Una consideración colonial que, por cierto, ha hecho posible la convocatoria legal de referéndums de autodeterminación, pues la ONU así lo contempla en estos casos.

Posición estratégica de Gibraltar
Posición estratégica de Gibraltar

Gibraltar: presente y futuro​


El 10 de septiembre, día del referéndum de 1967, es celebrado como Día Nacional. Pero no es el único que se ha organizado recientemente. Otro de ellos fue la consulta de 2002 acerca de una hipotética cosoberanía entre España y Reino Unido, que se rechazó mayoritariamente (99%). Y la última, con motivo del Brexit y en el que los gibraltareños votaron masivamente por su permanencia en la UE (96%). El establecimiento de un estatus especial para la colonia británica con respecto a la UE es ahora el principal reto diplomático entre Londres y Madrid. Mientras tanto, Gibraltar sigue adelante con características políticas y económicas que lo convierten en un lugar diferente al resto. Sus niveles de autogobierno son muy altos, apenas dejando en manos de Reino Unido la Defensa y los Asuntos Exteriores. El resto de responsabilidades recae en el Gobernador y su equipo, elegidos cada cuatro años. En cuanto a la economía, el peso de las actividades militares han caído por debajo del 10% del PIB, mientras que el sector servicios lo copa prácticamente todo. Mención especial merecen sus actividades financieras y sus ventajas fiscales en materia aduanera (es puerto franco), algo que interesa a muchas personas que realizan excursiones a Gibraltar por considerarlo destino de compras.

En los últimos años se ha promovido la instalación aquí de sedes empresariales, contabilizándose cerca de 30.000, lo que supone una de las mayores ratios de empresas por habitante del mundo, cercana al 1:1. Eso motivó que España incluyera a Gibraltar en su lista de paraísos fiscales, aunque desde el Peñón se defienden alegando su compromiso con la transparencia y su convicción de que no se produce blanqueo de dinero.

Y por supuesto, otro de los pilares de la economía de Gibraltar es el turismo. En los últimos años se han construido numerosos hoteles y se han mejorado las infraestructuras para la recepción de visitantes. Además, han aumentado los esfuerzos de promoción del Peñón como destino digno de visitar por su riqueza natural, paisajística y monumental. Y el resultado no se ha hecho esperar, pues en la actualidad son numerosas las excursiones a Gibraltar desde Andalucía, desde Reino Unido o por medio de cruceros. Y eso deja una cifra de unos 10 millones de turistas al año.

En cuanto a la movilidad y el control de fronteras, la situación tras el Brexit no cambia en exceso, pues antes de la salida del Reino Unido de la UE el Peñón no formaba parte del Espacio Schengen y, por tanto, existía control fronterizo en la Verja. Más abajo te damos algunas indicaciones sobre qué debes hacer para entrar en el Peñón.

QUÉ SE VISITA EN LAS EXCURSIONES A Gibraltar

Por la pequeña extensión del Peñón, las excursiones a Gibraltar suelen ser de una jornada o dos en algunos casos, aunque también puedes alargar tu estancia durante más días. Sea cual sea la duración de tu visita a The Rock, hay una serie de lugares que no puedes perderte. Te los mostramos a continuación.

Construcciones militares y defensivas

La ubicación estratégica del Peñón y su geografía tan particular han motivado durante siglos la construcción de numerosas fortalezas y estructuras militares. En épocas muy diferentes y con características muy distintas unas de otras. Y muchas de ellas abren sus puertas para que las visiten los turistas durante sus excursiones a Gibraltar.

La más histórica es el Castillo árabe o Moorish Castle. Con orígenes en el siglo XII, sufrió daños en el XIV durante la primera conquista castellana, motivando su reconstrucción más adelante en ese mismo siglo cuando fue de nuevo tomado por tropas islámicas. El principal elemento que sobrevive es la Torre del Homenaje. Su patio sirvió de prisión hasta 2010.

Pero como dijo el mariscal John Chapple, el Peñón es el lugar “más luchado” del mundo, por lo que es el territorio “más densamente fortificado” del planeta. En las excursiones a Gibraltar es posible contemplar amplios tramos de murallas, como las de Carlos V, del siglo XVI para defender el territorio  frente a los piratas berberiscos. 

Pero fueron los británicos a partir del XVIII los que desarrollaron un sistema realmente sofisticado de baluartes, baterías y casamatas, entre otros elementos. Se sitúan principalmente en el lado oeste del Peñón y se pueden destacar el Frente de Wellington o la Parson’s Lodge Battery. Lo mismo ocurre con los Túneles del Asedio, excavados a mano para resistir los asedios de las tropas franco-españolas a finales de esa centuria.

Del siglo XX también hay propuestas interesantes, testimonio del acondicionamiento del Peñón como base aeronaval durante la Segunda Guerra Mundial. En este sentido destacan los Túneles de la IIGM, un sistema sofisticado para proteger a la población de los bombardeos aéreos, terrestres y marítimos. Toda una ciudad subterránea de más de 50 km en galerías que ahora están decoradas con fotografías de la época, con capacidad de alojar a más de 15.000 personas y que tuvo servicios como panadería, hospital y almacenes.

Atractivos naturales

Sin duda, los atractivos naturales son uno de los grandes reclamos de The Rock y el motivo por el que muchas personas organizan sus excursiones a Gibraltar. Y son atractivos que se encuentran por mar, aire, tierra… e incluso debajo de ella. Esto es así porque uno de los símbolos del turismo del Peñón es la Cueva de San Miguel, una espectacular caverna situada en el corazón del gran peñasco que domina la colonia. Llegó a acondicionarse como hospital durante la Segunda Guerra Mundial, aunque nunca se utilizó como tal. En la actualidad tiene un uso más agradable: se convierte en un fascinante auditorio para conciertos, además de aceptar recibir visitas turísticas. Su bóveda natural repleta de estalagmitas se ilumina de forma extraordinaria, en tonos verdes y azules para crear un ambiente de auténtica magia. Es, además, objeto de múltiples leyendas, pues durante mucho tiempo se pensó que no tenía fondo o que podría estar conectada con África por debajo del Estrecho de Gibraltar. 

Y de esa forma tan inverosímil habrían llegado, según la leyenda, los monos de Gibraltar (o macacos de Berbería) desde el continente vecino. Este animal es uno de los mejores embajadores del Peñón, puesto que estos ejemplares son los únicos que se encuentran en estado salvaje en toda la Europa continental. Para contemplarlos en su hábitat natural durante las excursiones a Gibraltar es necesario subir hasta la Reserva Natural de la parte alta del Peñón (Upper Rock Nature Reserve). Desde ella, además, las vistas son sencillamente sobrecogedoras.

No menos impresionantes son las vistas desde el Teleférico, una de las atracciones favoritas en las excursiones a Gibraltar con niños. El Cable Car tiene dos estaciones: la superior, a más de 400 msnm, suele recibir la visita habitual de los mencionados macacos. La estación base está en el extremo sur de Main Street, la calle principal. Entre una y otra, el trayecto dura unos 6 minutos.

Junto a la estación base se encuentra otro de los atractivos naturales del Peñón, en este caso una naturaleza ‘humanizada’: La Alameda, un jardín botánico con plantas de todo el planeta y árboles con más de 200 años de vida, como el Pino de Piedra, el Árbol del Dragón o el Olivo Silvestre.

En cuanto a la fauna, los macacos de Berbería no son las únicas especies que se pueden contemplar en las excursiones a Gibraltar. De hecho, el jardín botánico de La Alameda también gestiona una reserva de animales exóticos, con ejemplares de tití cabeciblanco, entre otras. Y los amantes de los cetáceos y la fauna marina tienen la opción de adentrarse en el Estrecho a bordo de barcos para el avistamiento de delfines y otras especies. Además, los aficionados a la ornitología tendrán también muchas posibilidades de observan grandes aves, pues esta es una zona de especial importancia en para las migraciones entre Europa y África.

Otros lugares de interés para excursiones a Gibraltar

A medio camino entre naturaleza e historia, otro lugar de enorme interés es el Complejo de Cuevas de Gorham, sitio declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Aunque hay hallazgos datables hace más de 120.000 años, su mayor interés probablemente radique en los más ‘recientes’: los de neardentales hace unos 40.000, claves para datar el periodo aproximado de la extinción de esta especie, así como para estudiar las claves de este hecho. Se puede conocer con visitas organizadas por el National Museum, que a menudo incluimos en nuestras excursiones a Gibraltar.

Desde el punto de vista religioso, el Peñón carece de grandes templos históricos, aunque resultará interesante descubrir la variedad de culto y construcciones sagradas que existen. La más antigua es la Catedral de Santa María la Coronada, de culto católico, que es la confesión mayoritaria (el 78%) entre la población. Tiene su origen en el siglo XV, aunque su aspecto actual es predominantemente neoclásico, del siglo XIX. El anglicanismo también tiene su propia catedral, la de la Santísima Trinidad. Además, hay cuatro sinagogas y una moderna mezquita, entre otros ejemplos de la diversidad religiosa de sus gentes.

Desde el punto de vista museístico, el espacio más importante es el mencionado Gibraltar National Museum. No sólo gestiona las visitas y excavaciones del Complejo de Cuevas de Gorham, sino que también expone otros elementos interesantes relacionados con la historia del lugar, como restos de jardines almohades o capiteles de baños árabes. Por otro lado, los amantes del arte aprovechan las excursiones a Gibraltar para visitar galerías como G.E.M.A. (Gibraltar Exhibitions of Modern Art), dedicada al arte contemporáneo.

Y por supuesto, un paseo a pie por la ciudad de Gibraltar supone un atractivo en sí mismo. Atravesando la Verja, llegando a puerto o aterrizando directamente en el Peñón, el visitante experimenta un cambio cultural que se aprecia en todos los aspectos de la vida: desde el habla y los acentos que llegan a sus oídos hasta los sabores de marcado gusto internacional que acarician el paladar, pasando por una arquitectura poco usual por estas latitudes y unos locales con marcada atmósfera ‘brit’. Sin embargo, la radiante luz que inunda el ambiente, los cielos tersos y el clima agradable durante todo el año nos recuerda que estamos en uno de los lugares más privilegiados de la costa andaluza.

La calle principal (Main Street) es la gran arteria comercial y de ocio del Peñón, repleta de cafés, tiendas y pubs. Pero también hay otros barrios y áreas de personalidad muy marcada, como el Ocean Village Marina, el distrito residencial más exclusivo, o el siempre encantador Irish Town. Y no faltan plazas animadas, como Casemates Square. Además, en las excursiones a Gibraltar se descubren innumerables esculturas dedicadas a grandes militares del Reino Unido, una clara muestra del gusto británico por honrar a quienes considera sus héroes.

Por último, la ubicación del Peñón como inicio de la Costa del Sol también proporciona a sus ciudadanos y visitantes algunas playas de interés, con zonas de baño en las que refrescarse. Las más importantes se encuentran en la zona oriental, como por ejemplo Catalan Bay. La más amplia es precisamente la Playa de Levante, en pleno istmo, en un terreno ganado al mar.

Ocio y gastronomía en las excursiones a Gibraltar

En las excursiones a Gibraltar siempre encontrarás tiempo para disfrutar de su ocio y su gastronomía. Entre las actividades preferidas de los visitantes al Peñón están las compras. Gracias a su puerto franco, los productos en venta tienen una carga impositiva menor, por lo que algunos productos de gran consumo se pueden comprar aquí ligeramente más baratos que en otros lugares de España o de Europa. Entre los comercios más numerosos están las tiendas de moda, electrónica o perfumería. También están muy presentes los establecimientos para el sector premium, con joyerías y relojerías, entre otros. Además, existen algunos puestos de artesanía local, principalmente en Casemates Square (La Explanada), reflejo de los antepasados españoles, italianos, árabes o judíos de muchos de sus habitantes.

En lo que a restaurantes se refiere, la oferta gastronómica es amplia para dar servicio a los 10 millones de visitantes que hacen excursiones a Gibraltar cada año. Quienes prefieran optar por platos característicos del Peñón, descubrirán una original mezcla de influencias, principalmente andaluzas y británicas, pero con notas de otras cocinas por las aportaciones de poblaciones de inmigrantes en el pasado, como por ejemplo la italiana, la maltesa, la francesa o la portuguesa. Una de las sugerencias que podrás encontrar en tu carta es la calentita, una especie de pastel salado hecho de harina de garbanzos con aceite de oliva y pimienta. También los profiteroles son muy habituales, en este caso como postre o como antojo en una pastelería local. 

Uno de los lugares favoritos en el tiempo libre de los gibraltareños es el Centro Comercial y de Ocio King’s Bastion, que alberga una bolera, una pista de hielo, área de restauración y discoteca. Por último, otra opción de ocio al alcance de muchos visitantes es el juego, puesto que el Peñón cuenta con dos casinos en su territorio. Ambos se sitúan en la zona de Ocean Village, la más exclusiva de la colonia. 

EXCURSIÓN A GIBRALTAR: INFORMACIÓN SOBRE EL Transporte

Andalucía Exclusiva se encarga de gestionar el transporte necesario para las excursiones a Gibraltar, con salida y llegada a/desde Andalucía, especialmente desde las provincias vecinas de Cádiz y Málaga. El vehículo con conductor es la opción más habitual, pero también podemos tramitar billetes en otros medios de transporte o incluso fletar opciones chárter por mar y aire, tanto de avión como de helicóptero y de yate privado.

Precisamente esta flexibilidad nos permite organizar excursiones a Gibraltar no sólo desde Andalucía, sino también desde otros lugares cercanos, como las ciudades autónomas españolas de Ceuta y Melilla o cualquier punto de Marruecos, todo ello en el norte de África. Y si tienes pensado acceder al Peñón desde un lugar de origen lejano, te ayudaremos a tramitar la opción de viaje más conveniente.

Por otro lado, nos encargamos de gestionar los desplazamientos dentro del Peñón, donde es posible contar con un vehículo con chófer para exprimir al máximo el tiempo de las excursiones a Gibraltar, sea cual sea su duración. Esta es la mejor forma de, por ejemplo, trasladarte de Ocean Village a las playas de Levante, del aeropuerto a tu hotel o del centro del recinto amurallado a la Punta de Europa, en el extremo sur.

En cualquier caso, si necesitas conocer información práctica sobre cómo llegar a Gibraltar, puedes tomar nota de las siguientes vías de acceso:

Por tierra: para acceder por vía terrestre no queda más remedio que hacerlo por la Verja, que separa Gibraltar y La Línea de la Concepción. Y para llegar a esta ciudad gaditana, hay que tomar la Autovía del Mediterráneo (A-7), desviándote en la salida 118 ó 124. Esta ciudad gaditana también cuenta con una estación de autobuses

Por mar: el puerto de Gibraltar ha sido históricamente la gran vía de entrada para el transporte militar y de mercancías, y en buena medida para la llegada de personas. Y sigue teniendo gran importancia y tráfico, sobre todo de grandes cruceros que incluyen este destino en sus rutas por el Mediterráneo. Además, existe una línea de ferry con frecuencia diaria hacia/desde Tánger

Por aire: desde mediados del siglo XX, Gibraltar cuenta con su propio aeropuerto, situado inmediatamente al sur de la Verja. Se trata de una vía de acceso para compatriotas británicos, pues sus líneas regulares conectan el Peñón con Londres, Bristol, Mánchester y Edimburgo. Además, también tiene vuelos directos con Marruecos (Casablanca y Tánger). En este aeropuerto pueden operar compañías de helicópteros, lo cual supone una opción muy cómoda para las excursiones a Gibraltar en el segmento premium. Con este medio de transporte es posible llegar rápida y cómodamente desde otras ciudades del entorno que también disponen de este servicio, como Marbella, Algeciras o Ceuta.

Aeropuerto de Gibraltar
Aeropuerto de Gibraltar

MONEDA, TRÁMITES Y OTRA INFORMACIÓN DE Interés

En las excursiones a Gibraltar hay algunas cuestiones prácticas a las que conviene prestar atención. Lo primero que te llamará la atención, lógicamente, es el idioma: el único reconocido como oficial en esta colonia es el inglés. Pero de facto, la inmensa mayoría de la población habla también español, con nivel bilingüe en muchos casos y más que aceptable en el resto. También es habitual encontrar el español en carteles públicos, cartas de restaurantes, etc.

También hay que hacer mención a la moneda: la utilizada aquí es la libra gibraltareña, con una tasa de cambio fija de 1:1 respecto a la libra esterlina británica. Por tanto, puedes llevar ya dinero cambiado en tu cartera para no tener que hacerlo allí, aunque verás que las oficinas de cambio son numerosas en toda la colonia. No obstante, en la mayoría de establecimientos admiten el pago con euros en efectivo, aunque el cambio se suele realizar en libras gibraltareñas. Por ello, conviene tener bien claro cuál es la tasa de cambio en cada momento y saber calcular rápidamente las equivalencias para evitar errores o engaños a la hora de comprar.

Otra cuestión importante es la de la aduana, estrechamente relacionada con el tema de las compras. Dados los precios bajos de los productos dentro de la colonia, la tentación de muchos es comprar en grandes cantidades para llevarlos consigo a la vuelta de la excursión. Sin embargo, todos los productos tienen franquicias arancelarias, es decir, si el viajero excede la cuota establecida (que varía según el producto), puede verse obligado a pagar un impuesto, lo cual eliminaría todo beneficio económico de la compra. Y en algunos casos, las autoridades aduaneras proceden a la confiscación de dichos productos. Por ello, si tienes pensado comprar más de una unidad de algún producto, lo recomendable es preguntar al vendedor cuál es la cuota para ese artículo.

No menos importante es el visado y el pasaporte, un tema que ha recobrado interés con motivo del Brexit. Cabe recordar, no obstante, que nunca hubo tránsito libre de personas entre la frontera española y la gibraltareña, de ahí la instalación de la Verja. Pero la situación actual depende del estado de las negociaciones o de los acuerdos bilaterales alcanzados entre la colonia y España o la UE, en última instancia. Por ello, te recomendamos visitar antes la página de la Agencia de Fronteras y Costas para conocer toda la información actualizada acerca de los requisitos a cumplir.

En cualquier caso, nuestra agencia brinda ayuda con los trámites para las excursiones a Gibraltar, por lo que si necesitas realizar un consulta o rellenar algún documento, puedes ponerte en contacto con nosotros. ¡Te espera un destino fascinante y sorprendente que puedes descubrir durante tus vacaciones en Andalucía!

CONTÁCTANOS PARA Más información