ARTE EN Andalucía

Museos y mucho más

Hay mucho arte en Andalucía. Esta es una frase habitual entre las gentes de la región, y hace referencia a la simpatía y diversión que les suele caracterizar. Pero si la tomamos literalmente, también es válida: esta comunidad es una de las más interesantes en materia artística, tanto por los genios que ha dado a lo largo de los siglos como por la especial sensibilidad y gusto de los andaluces en determinadas disciplinas. En estas líneas lo repasamos, para que lo puedas comprobar en persona cuando hagas tu viaje.

TIERRA DE ARTES PLÁSTICAS Andalucía

El arte de Andalucía alcanza cotas sublimes, de gran originalidad, gracias a diferentes factores. Uno de ellos es la importancia económica que tuvo el sur de España siglos atrás, que dio lugar a periodos de florecimiento cultural. El califato cordobés en el siglo X, el reino nazarí granadino en los siglos XIII, XIV y XV, el Renacimiento jienense del XVI o el barroco sevillano del XVII son buenos ejemplos de ello.

La mezcla de culturas que han poblado estas tierras desde la Antigüedad es también otro factor favorable para las artes. Como hemos contado en profundidad en la página sobre la Historia andaluza, las diferentes civilizaciones enriquecieron culturalmente el sur de España: aunque con altibajos, todas pusieron su granito de arena en el arte de Andalucía, con estilos propios y diferenciados. Romanos, visigodos, omeyas, almohades, nazaríes, castellanos, sefardíes…

Y también, por qué no, se puede mencionar una cierta dualidad en la sensibilidad artística del pueblo andaluz. Por un lado, muy apegado a las tradiciones, pero por otro, con un cierto carácter innovador y experimental, que está presente en el espíritu de algunos grandes artistas de la región. Es por ello que en esta comunidad hay grandes museos ligados a la tradición (catedralicios, de artes decorativas, etc.) pero también interesantes museos contemporáneos y vanguardistas.

DISCIPLINAS DESTACADAS EN EL ARTE Andalucía

Por lo que respecta a las disciplinas más destacadas del arte de Andalucía, cabe mencionar dos: la pintura y la escultura, sin desmerecer la arquitectura y otras artes calificadas a menudo de ‘menores’ o ‘decorativas’, pero que en esta región adquieren sus cotas más elevadas.

Pintura en Andalucía

En pintura, destaca la llamada escuela sevillana, desarrollada en esta ciudad durante el barroco del siglo XVII. El nombre más universal es Diego Velázquez, a pesar de su traslado a la Corte de Madrid siendo aún muy jóven. Otro maestro de la pintura barroca sevillana fue Bartolomé E. Murillo, que sí permaneció en la ciudad toda su vida: en una Sevilla muy cosmopolita gracias a su puerto, lo que le llevó a entrar en contacto con comerciantes europeos y, por medio de ellos, a conocer las tendencias imperantes en el continente y a difundir sus propias obras. Otros nombres pertenecientes a esta escuela son Valdés Leal y Herrera el Viejo, así como Zurbarán, quien a pesar de ser natural de Extremadura, desarrolló su carrera en la capital andaluza.

Interesante para el arte de Andalucía es también la escuela granadina de pintura, cuyo máximo exponente fue Alonso Cano, un artista total que también destacó en escultura y arquitectura. El apogeo de esta escuela fue también el siglo XVII y otros nombres destacados son Jerónimo de Cieza, su hijo Juan de Cieza y Pedro Atanasio Bocanegra.

Por supuesto, hay otros muchos pintores andaluces de prestigio. Pero el más importante de todos ellos es el moderno e inclasificable Pablo Ruiz Picasso, natural de Málaga. Aunque pasó gran parte de su vida fuera de su ciudad natal, siempre estuvo muy ligado a ella, como todavía hoy se puede ver.

Escultura en Andalucía

La escultura es otra de las grandes disciplinas del arte de Andalucía. Y aunque hay notables ejemplos locales de escultura romana y medieval, en lo que más ha destacado esta región es en la imaginería. Es decir, escultura de madera ligada al culto religioso, principalmente en altares y pasos procesionales. Se trata a menudo de ‘tallas de vestir’, un método asociado a esta región mediante el cual se utilizan vestidos, pelucas, joyas, incrustaciones y otros detalles para dar mayor realismo. Este estilo se exportó a Latinoamérica en época colonial y allí también tuvo buena acogida, mezclándolo además con otras técnicas artísticas autóctonas. Estos recursos llaman poderosamente la atención de los viajeros extranjeros, no acostumbrados a ver obras de este tipo.

En este caso, también podemos diferenciar varias escuelas. La sevillana tiene como grandes exponentes Juan Martínez Montañés, Pedro Roldán y su hija Luisa Roldán. Para la cordobesa, el principal nombre es Juan de Mesa, discípulo de Montañés. La granadina, con Alonso Cano y Pedro de Mena. Este último es también el iniciador de la escuela malagueña, tras su traslado a esta ciudad, continuada por Pedro de Zayas y Fernando Ortiz, entre otros. Y la tradición sigue a día de hoy, pues los artistas más influyentes en la imaginería española son, sin duda, andaluces.

Muchas obras elaboradas por estos maestros del siglo XVII en adelante pueden verse en museos de arte de Andalucía, pero también en las iglesias andaluzas y, especialmente, durante las procesiones de Semana Santa en todo su apogeo, un espectáculo para ciudadanos locales y turistas. Sirva como ejemplo una de las más famosas y multitudinarias: el Cristo de la Buena Muerte, también llamado Cristo de Mena, que sale en procesión el Jueves Santo en Málaga llevada a hombros por legionarios españoles. Es en realidad una talla inspirada en la original de Pedro de Mena, destruida en 1931 por el movimiento anticlerical surgido en esta ciudad durante los primeros compases de la II República. Apenas se conserva una pierna, hoy en el Palacio Episcopal de la ciudad, pero ayudó a que el imaginero Francisco Palma Burgos hiciera la actual en 1941. Esta talla, además, es el modelo de otros muchos Cristos crucificados de Andalucía y España.

Cristo de Mena Andalucia
Cristo de Mena en procesión de Semana Santa

GRANDES MUSEOS DE ARTE EN Andalucía

El arte de Andalucía es hoy todo un atractivo turístico para millones de visitantes. De hecho, esta comunidad autónoma ha querido posicionarse como destino cultural. Y se puede decir que lo está consiguiendo, pues en la región hay museos y centros de arte de grandísimo valor. En este apartado mencionamos solo algunos de los más importantes, que tienen un claro enfoque artístico.

Al ser la capital de la región, algunos de los mejores museos de arte de Andalucía están aquí. 

Destacan:

  • Museo de Bellas Artes de Sevilla: fundamental para conocer el arte barroco de la región, en especial a Bartolomé E. Murillo, Francisco de Zurbarán y Valdés Leal. También tiene alguna obra interesante del periodo de juventud de Diego Velázquez. En escultura, destacan obras de Juan Martínez Montañés, Juan de Mesa y Pedro de Mena
  • Centro Andaluz de Arte Contemporáneo: un referente para artistas vanguardistas y de nuevas tendencias. Organiza exposiciones de pintura, escultura, fotografía, arte conceptual, audiovisual y un largo etcétera, incluyendo técnicas mixtas

Para muchos es la ciudad que más respira arte de Andalucía. Y buena muestra de ello son los importantes museos que se han abierto en las últimas décadas:

  • Museo Picasso de Málaga: dedicado al artista malagueño por antonomasia, posee casi 300 obras suyas, entre cuadros, cerámicas, esculturas y otros objetos. Situado en el Palacio de los Condes de Buenavista
  • Fundación Picasso Museo Casa Natal: situado en el edificio en el que Picasso nació en 1881, cuenta con objetos de infancia y piezas artísticas del pintor, así como obras de otros muchos creadores modernos. Destacan los dibujos preparatorios para Las señoritas de Avignon, obra cubista que revolucionó el arte contemporáneo
  • Centre Pompidou de Málaga: una sucursal de este museo parisino, dedicado también al arte moderno. Entre los artistas presentes están Frida Khalo, Francis Bacon, René Magritte, Alberto Giacometti, Joan Miró o, de nuevo, Pablo Picasso
  • Museo Carmen Thyssen: muestra una gran serie de obras propiedad de esta coleccionista barcelonesa, que ha querido así estar presente en la ‘capital’ del arte de Andalucía. Se articula en cuatro bloques: Maestros Antiguos, Paisaje Romántico y Costumbrismo, Preciosismo y Paisaje Naturalista y por último Fin de Siglo. Algunos de los principales nombres son Joaquín Sorolla, Mariano Fortuny, Ignacio Zuloaga o Darío de Regoyos

El recinto de la Alhambra alberga los dos más importantes.

  • Museo de Bellas Artes de Granada: ubicado en el Palacio de Carlos V. Muestra obras de entre los siglos XV y XX, muchas de ellas procedentes de edificios religiosos desamortizados en el XIX. También muestra obras en depósito del Museo del Prado. Entre los artistas mejor representados están Alonso Cano y Juan Sánchez Cotán
  • Museo de la Alhambra: se trata, en realidad, de un espacio separado dentro del mencionado Palacio de Carlos V. Muestra objetos artísticos e históricos del mundo andalusí, en especial del reino nazarí.
  • Museo de Bellas Artes de Córdoba: en este museo se pueden contemplar obras desde el siglo XIV hasta casi nuestros días. Destacan pinturas de Antonio del Castillo y Valdés Leal, así como esculturas de Mateo Inurria, entre otros muchos maestros del arte de Andalucía
Museo Bellas Artes de Sevilla
Museo Bellas Artes de Sevilla

OTROS ESPACIOS VISITABLES EN Andalucía

El arte de Andalucía no está solo concentrado en los museos, sino que también se puede apreciar en otros espacios visitables. Son monumentos donde la arquitectura representa una obra artística en sí misma, en conjunción con los objetos de decoración interior, integrándose así con el edificio y formando un conjunto indivisible. Es el caso del Real Alcázar de Sevilla, una de las joyas medievales de Andalucía, con espacios de estilo islámico, mudéjar, gótico, renacentista o barroco. Y por supuesto, la Alhambra de Granada, así como el cercano Generalife: ciudad palatina y residencia vacacional de los reyes nazaríes, obra cumbre de la cultura andalusí.

Lo mismo ocurre con las catedrales y basílicas: más allá de su carácter sacro, son también lugares clave para el arte de Andalucía, visitables mediante entrada y con recorridos a modo de museo fuera de los horarios de culto. Destacan la mezquita-catedral de Córdoba, símbolo del poder del califato omeya cordobés. O la catedral de Sevilla, con su famosa Giralda. La catedral de Granada, la de Málaga, la de Cádiz, la de Jaén o la de Almería son, igualmente, dignas de visita.

Relacionado con ellas, no podemos olvidarnos de los museos catedralicios o similares. Es decir, espacios independientes al templo religioso principal donde se exponen algunos de los objetos más simbólicos de dicho templo pero que por motivos de conservación se han llevado a salas aparte. En este sentido, destacan los de Jaén, Cádiz, Sevilla, el de San Clemente (mezquita-catedral de Córdoba) o el de Málaga. También tiene esta consideración la Capilla Real de Granada, donde no solo se pueden contemplar las tumbas de los Reyes Católicos, Juana I de Castilla y Felipe el Hermoso, sino que también se pueden ver obras de importantes artistas como Sandro Botticelli, Hans Memling o Juan de Flandes.

En esta página dedicada al arte de Andalucía también debemos hacer mención a los yacimientos arqueológicos, visitables con criterios museísticos. Es el caso de Medina Azahara en Córdoba, el conjunto monumental de la Alcazaba de Almería, el complejo arqueológico de Itálica o los Dólmenes de Antequera, entre otros. Son lugares en los que el arte se mezcla con la historia y en los que se puede aprender mucho sobre los gustos artísticos de civilizaciones pasadas.

CONTÁCTANOS PARA Más información